• Revista MT

Limpiando el alma con el viento



Comenzaré con la siguiente frase: "Couples that ride together stay together" Parejas que viajan juntas, permanecen juntas.

Me confieso loco por las motos, mi cabeza está casi todo el tiempo está pensando en esa rodada, ese destino, por dónde, cuándo y cómo, qué necesito, quiénes van, qué fechas etc., y para mi buena suerte, a mi coronela le gusta que rodemos juntos, no sé qué diga al leer esto, pero de que jala conmigo, jala.

Desde la primera vez que salimos fue en moto, de novios le tocó conocer Sturgis, llegamos a la boda con varios miles de kilómetros juntos, nos casamos rodando acompañados de División Capital MC y amigos del club. A la fecha las rodadas se siguen acumulando y seguimos sumando kilómetros, la última gran rodada fue un viaje redondo de 8000 kms, saliendo de la Ciudad de México, subiendo a Austin y regresando por la Baja, muy divertido pero tuvo sus bemoles en algunos tramos, incluso una parte que nos puso a rezar y que les comparto.

Veníamos a 100kms por hora ya por entrar las 5pm probablemente por la 62, entramos por la parte norte del Joshua Tree Park con dirección a Los Ángeles CA. Llevábamos unos 5000kms de aquel viaje y faltaban 3000 más para regresar a la CDMX.

En ese tramo de carretera abundan los molinos de viento, un espectáculo de hecho, llama la atención que los molinos estén en distintas alturas, todo es bonito hasta que comencé a sentir el golpe del viento al cambiar de carril, la moto inclinada como si fuera en curva, los trailers circulando aproximadamente a 80kms por hora y los ves tambalearse frente a ti, la velocidad ayudó. Pensé en detenerme ya que mi coronela me abrazaba con mucha fuerza, sentí el miedo, y no ayuda, imposible pararse en aquel sitio, no podía quedarme parado y mucho menos la moto, así que toco seguir.

El trayecto de viento excesivo habrá durado 10 minutos, que bastaron para pensar tres escenarios; el bueno, el malo y el feo. Sacudiendo esas ideas, preferí pensar en la cabrocena de LA, ahí nos esperaban nuestros compadres para echar rock, aunque después de cenar lo mejor sucedió. . . Creo ha sido la noche que dormí más abrazado a mi coronela, en ambos, estallaban carcajadas un poco por nervios, otras por la victoria de haber salido airosos (literalmente), de una de las rodadas más intensas de nuestra vida.

Si gozas de la misma suerte que yo, disfrutemos del camino que podemos compartir con nuestra “coronela”, con nuestros hermanos, o con nuestra soledad, eso si, ellas son quienes carburan nuestro motor de una manera muy especial.

¡¡¡Tengan todos buen camino y un gran 2017!!!

Arrieros somos. . .

#Santo #divisióncapital #harleydavidson #carretera #Camino #limpiandoelalmaconelviento

18 vistas
Nosotros 
 

Contacto
 

Solo piensas en: 

- motos - motociclismo - Motocicletas estás en el lugar indicado, escríbenos.

  • Facebook Social Icon
  • Instagram Social Icon

© 2016 por Dr.T300